Tal y como hemos comentado en el apartado Unidad de tratamiento integral del acné, tanto el IPL o la tecnología láser pueden ser empleadas para mitigar las cicatrices y las secuelas del acné. Dependiendo de la severidad y cantidad de las cicatrices se puede llegar a eliminar por completo o disminuirlas considerablemente.

El láser está indicado especialmente si las marcas secundarias son profundas y marcadas produciendo un problema estético importante. Con esta tecnología provocamos una abrasión o vaporización de la piel hasta las capas más profundas. Así, el láser no solamente tiene un efecto de “igualar” la superficie de la piel tratada que, consecuencia del proceso inflamatorio residual está irregular, sino que promueve la fabricación de sustancias fisiológicas (como colágeno o proteoglicanos) que favorece la regeneración y realizan un efecto de “relleno” de las zonas con defectos.

Hoy en día la técnica se han comenzado a utilizar láser no ablativos (no vaporizan la superficie de la piel) con muy buenos resultados con la ventaja de producir menos efectos secundarios que los ablativos. Para este tipo de lesiones se suelen requerir varias sesiones, no siendo necesario el uso de anestesia de ningún tipo. 

Es importante señalar que los resultados son muy variables según la mancha a eliminar  o las características individuales de cada paciente, por ello la valoración previa por el dermatólogo especialista del Instituto Dermatológico Dr. Alonso ayudará a determinar las expectativas de éxito en cada caso concreto.

Nuestros dermatológos le ayudarán a desprenderse de todos los malos recuerdos que ha provocado el acné en su piel.

Láser para cicatrices de acné

 

Otas páginas con información relacionada sobre “láser para cicatrices de acné”